El tratamiento suele consistir en aparatos acrílicos que se colocan en la boca del roncador durante la noche, que evitan el problema mientras se llevan, y pueden ser utilizados al dormir durante toda la vida.

Una férula especial crea un espacio más amplio para que el aire pase sin impedimento, y esa vibración de los tejidos orales se aminore ó no ocurra. Esta férula es cómoda, y se usa solo para ir a dormir.

Los resultados no sólo benefician al roncador, también se ven aliviados en sus molestias los familiares que conviven con él.

Cuando uno duerme los músculos y tejidos de la garganta y boca automáticamente se relajan. La mandíbula y lengua se retraen para atrás, aminorando el espacio de apertura entre ellos. El resultado es que los tejidos suaves de la boca y garganta vibren. El sonido de roncar es realmente un sonido de tejidos vibrando.

Otras cosas que afectan el ronquido son, la dieta, salud, estilo de vida, ambiente, fumar, alcohol, etc. Cuando se obstruye por completo la vía aérea y la respiración cesa, la obstrucción no se destapa hasta que el nivel de oxígeno en el cerebro disminuye lo suficiente como para despertar al durmiente, este sellado de la vía respiratoria se rompe, regresando la lengua a una posición más normal y usualmente con sonido de sofocamiento o ahogo. Esto puede producir problemas graves.

El sueño interrumpido constantemente en una forma continua, a través del tiempo traen no solo problemas de salud sino problemas en la relación de la pareja y de la familia que tiene noches continuas de ruido y el malestar que este trae. Se estima que más de 50% de adultos tienen alguna forma de problema de ronquido.