La Odontología Estética es una especialidad de la odontología que soluciona problemas relacionados con la salud bucal y la armonía estética de la boca en su totalidad. La mayoría de los tratamientos realizados para lograr una buena estética dental son sencillos e indoloros y algunos pueden realizarse en una sesión única con excelentes resultados.

Las causas para recurrir a la Odontología Estética son:

  • Asimetría dental.
  • Separación entre los dientes anteriores.
  • Cambio de coloración.
  • Caries en la parte más cercana a la encía.
  • Fracturas de los dientes.

En este sentido, los tratamientos que ofrece la odontología son muy diversos:

  • Blanqueamiento dental.
  • Carillas estéticas de porcelana.
  • Tratamientos restauradores, de higiene y profilaxis, periodontales y de ortodoncia.

El blanqueamiento dental es un tratamiento dental estético revolucionario que logra reducir varios tonos el color original de las piezas dentales, dejando los dientes más blancos y brillantes.

El blanqueamiento de los dientes permite eliminar la mayoría de las manchas producidas por medicamentos o bien por causas extrínsecas como: 

  • Café, té e infusiones.
  • Cigarrillos.
  • Vino tinto.

Sin embargo, no todas las manchas u oscurecimientos dentales son eliminables o mejorables a través del blanqueamiento dental y pueden requerir de otro tipo de tratamientos odontológicos estéticos como el uso de carillas de porcelana o fundas.

Ningún tratamiento de blanqueamiento dental efectuado por un odontólogo especialista provoca dolor, abrasión dentaria (desgaste), como así tampoco debilita los dientes si se efectúa de manera correcta: simplemente se utilizan geles que actúan químicamente a través del oxígeno que contienen, pudiendo reducir varios tonos dentro del mismo color de la pieza dentaria, aunque la adición del uso de luces especiales mejora considerablemente el resultado y por ello muchos especialistas consideran imprescindible su uso.

Las carillas son finas capas de porcelana que se colocan cubriendo toda la superficie anterior de los dientes. Se unen al diente por medio de un adhesivo especial; la unión es tan fuerte que no se podrán retirar a menos que se rompa la carilla.

Se emplean normalmente para enmascarar anomalías del color de los dientes que no pueden tratarse mediante el blanqueamiento convencional. También se emplean para disimular alteraciones en el tamaño o forma dentarias, confiriendo al diente un aspecto más ideal.

El óxido de zirconio estabilizado con itrio ampliamente utilizado en odontología para la confección de prótesis fijas, removibles y pilares de implantes. Es un metal blanco, muy resistente a la corrosión.

Las ventajas de las coronas de zirconio ante las de metal-cerámica son varias:

  • Ante la recesión de la encía, nunca se verá un reborde metálico ya que el zirconio es blanco.
  • Hay que eliminar menos cantidad de diente para realizar la corona.
  • En caso de desgaste con los años, no se verá el metal.
  • El material queda mucho más natural y sus bodes más traslúcidos.
  • El material utilizado es biocompatible por lo que no causa alergias.