Un implante es un dispositivo hecho en un material biocompatible (titanio) que reemplaza a la raíz de un diente perdido, permitiendo su unión al hueso. Sobre él se colocará un diente o una prótesis en forma fija o removible. Este tipo de dispositivos no sólo reponen el diente sino que además fortalecen la encía y evitan la pérdida de hueso alveolar.

  • Mejoras que el paciente percibe con el uso del implante

Ante todo la reposición no sólo de diente sino también de hueso y encía, pudiendo, incluso mejorar sustancialmente y rejuvenecer el aspecto de la cara, en pacientes desdentados.

Frente a una prótesis removible (de quita y pon): proporciona ventajas psicológicas, estéticas y de aceptación por parte del paciente. Además proporciona una mayor capacidad de masticación y evita la pérdida ósea.

Frente a un puente fijo: evita el tallado y posible endodoncia de los dientes adyacentes a la brecha o espacio donde falta el diente. Así mismo, evita también la pérdida ósea de la zona, que se produce al no llevar nada.

  • Precauciones

En los momentos iniciales tras la colocación debe actuarse como en cualquier herida quirúrgica en boca: buena higiene de la zona, no fumar, aplicarse ciertos medicamentos, dieta blanda.

Posteriormente, tras la colocación de la prótesis definitiva: limpieza de toda la boca, y especialmente de la zona con implantes, no sobrecargarlo excesivamente (hay pacientes que dicen que pueden romper una nuez con el diente del implante, hasta que se rompe…)

El primer paso es realizar una revisión general de la boca y hacer un TAC para revisar la cantidad y el estado del hueso.

Tras valorar el TAC, el Dr. Segura de Lago determinará si la operación es viable. En caso de serlo, el paciente deberá tomar medicación la noche y la mañana previa a la cirugía.

  • Anestesia de la zona a tratar.
  • Preparación del hueso receptor para el implante a través de la utilización de una secuencia de fresas con formas del implante que se producen de menor a mayor hasta dejar el espacio exacto para el implante dental.
  • Colocación del implante dental.
  • Sutura.

El postoperatorio no tiene por qué ser molesto ni doloroso. El paciente deberá tomar medicación, durante los días posteriores a la cirugía comer cosas frías, evitar masticar por la parte que hemos intervenido y esperar 3 meses antes de colocar la funda.

Es muy importante tener suficiente cantidad de hueso para la colocación de los implantes (en caso de no tenerla, habría que realizar previamente a la colocación un injerto de hueso o elevación de seno, dependiendo de las necesidades del paciente).

Las personas diabéticas tienen problemas de cicatrización por lo que sus cirugías suelen ser mucho más complejas y aquellos que estén enfermos del corazón, deberán dejar de tomar la medicación durante un tiempo ya que ésta interfiere en la operación.

El implante dental está formado por varios elementos:

  • Implante o tornillo: la parte que se coloca en el hueso.
  • Pilar: la pieza que une el implante con la funda.
  • Funda o corona: la parte externa con forma de pieza dental.