La ortodoncia consiste en la correcta posición de los dientes y las muelas, no solamente como un aspecto estético, sino como un aporte fundamental a la salud dental.

En nuestra clínica dental ayudamos a personas de cualquier edad a corregir la posición de sus dientes y muelas de manera que consigan una sonrisa más bonita y más operativa en la masticación. Unos dientes bien colocados permiten una buena higiene dental, reduciendo las posibilidades de padecer caries o piorrea.

Para diagnosticar una ortodoncia el Dr. Juan José Segura de Lago examinará los dientes, mandíbulas, cara, perfil y forma de morder del paciente.

Para ello el dentista necesitará:

  • Radiografías de la cabeza: sobre ellas el dentista realizará mediciones muy precisas para determinar cuáles serán los aparatos dentales necesarios.
  • Impresiones/modelos de estudio: se toman unos modelos de yeso de los dientes con los que podremos analizar la manera de encajar de los dientes.
  • Fotografías: nos ayudarán a registrar la situación de la cara, dientes y perfil antes del tratamiento lo que permitirá al dentista comparar los cambios que puedan ir sucediendo.

Ante estas circunstancias será el dentista quien recomiende ortodoncia y el tipo.

Los dientes no se encuentran fijos en el hueso ya que este último está vivo. Así, al aplicar una fuerza constante sobre un diente el hueso de la zona que recibe la presión es reabsorvido y el de la zona contraria se forma de nuevo. Este es el proceso por el cual el diente llega a cambiar de posición. Así es como se hace importante el diseño de los aparatos dentales que utilice el dentista.

Existen dos tipos de aparatos dentales: los aparatos fijos y los aparatos removibles.