Es la técnica por la que se trata la boca evitando la extracción del diente dañado. La Odontología Conservadora se utiliza para restaurar las zonas dañadas por caries y otras afecciones, limpiando y tratando el tejido dañado sin afectar al resto del diente, sellando luego la zona tratada con una obturación o empaste.

También forma parte de la Odontología Conservadora la llamada Odontología Preventiva, con la que se reduce la necesidad de tratamientos dentales a medio y largo plazo mediante sellado de fisuras, obturaciones simples o complejas y endodoncias. En los casos en que la profundidad de la lesión es muy grande, no es suficiente con un empaste, y se procede a realizar una endodoncia.

Nuestro principal fin es que el paciente conserve sus piezas dentales siempre y cuando sea posible.

Nada mejor que una pieza dental propia; realizando todo cuanto esté a nuestro alcance para intentar salvaguardarlas.

Para nosotros lo más importante es la salud bucal y general de nuestros pacientes.

Una buena salud general siempre interfiere en la bucal. Por eso es importante conocer sus enfermedades y tratamientos antes de las revisiones.

Ofrecemos planes de tratamiento personalizados ya que para nosotros el paciente tiene nombre y apellido y son nuestro bien más preciado.

Nuestro equipo está formado por profesionales altamente cualificados.

Avalados por más de 30 años de experiencia, nuestra profesionalidad, ética y cercanía nos hacen una clínica dental de referencia